Juan Bosch, José Francisco Peña Gómez y Leonel Fernández
Por: Ramón Perdomo
Jueves 04 de Febrero de 2016



Voy a cumplir en el mes de marzo 60 años de vida, de ellos llevo 50 viviendo en la ciudad de San Pedro de Macorís, de esos 50 años tenía trabajando como periodista 32 años, de esos 32 años, 22 lo puse al servicio de una sola empresa radiofónica. Una parte del tiempo como periodista llegué a darles mis servicios directos a distintos políticos y a distintos gobiernos de diferentes partidos políticos dominicanos. Lo que voy a expresar a continuación, en medio de esta bataola politiquera, lo más probable ponga en la epidermis de muchos lectores la pasión política y no la reflexión o el análisis. Tomo ese riesgo, alguno reflexionará.

Contando sólo desde los últimos años de la tiranía trujillista -podríamos decir de 55 años para acá-, hemos tenido en el protagonismo político, varios dominicanos, que claro está no voy a enumerar, porque quiero resaltar la coincidencia que han tenido tres de ellos en el plano internacional y su accionar político en el territorio dominicano, estos personajes coincidentes en un aspecto son: Juan Bosch, José Francisco Peña Gómez y Leonel Fernández. Veamos:

Juan Bosch fue acusado por algunos sectores políticos (trujillistas desde luego) como traficante de nacionales chinos. Después fue acusado de comunista y de dividir la sociedad esta última acusación encabezada por un sector de la iglesia católica. Luego la izquierda dominicana lo acusa de haber traicionado a Francisco Alberto Caamaño en la aventura de Playa Caracoles, pero también es acusado de derechista porque sacó de las filas del PRD a un grupo de la izquierda que allí se enquistaba cuando dijo que había que quitarle la garrapata al buey. Esta es una parte del descredito contra Juan Bosch, sin embargo ese mismo Bosch es considerado por los intelectuales del hemisferio como maestro del cuento y la política, sus méritos en el extranjero lo llevaron a ser presidente para América Latina del Tribunal Russel, el que se dedicó a conocer los crímenes cometidos en los países de sur América con abarcó la Operación Cóndor, y en euro este tribunal conoció los crímenes de guerra cometidos por los norteamericanos en Vietnam. Ese mismo Bosch desacreditado y vapuleado por la izquierda, es condecorado en Cuba por Fidel Castro y el Consejo de Estado con la orden de José Martí, la más alta condecoración en ese revolucionario país. Vaya paradoja, por el que luchaban los mismos revolucionarios dominicanos.

José Francisco Peña Gómez, recibió en su carrera política acusaciones insoportables, insostenibles e increíbles, como fue la de que no era dominicano, sino haitiano y que buscaba la fusión de República Dominicana con Haití, todo esto sumado a la discriminación por su color y su ascendencia humilde. Ese Peña Gómez también vapuleado por varios sectores políticos y sociales internamente, llega a ser presidente de la Internacional Socialista, reconocido por importantes líderes de Europa, Estados Unidos y otros continentes como un gran orador y prominente hombre de la Socialdemocracia. Apenas pudo alcanzar a ser Alcalde del Distrito Nacional.

Leonel Fernández (por el que me pueden linchar), apenas hace cuatro años fue presidente de la República, sus adversarios más frontales lo acusaron de corrupto (eso aquí internamente), llevar al país a la banca rota, auspiciar el narcotráfico, apoyar la corrupción a los más altos niveles y más aún ligarlo ex convicto de la justicia norteamericana y dominicana llamado Quirino Ernesto Paulino Castillo. Sin embargo Fernández, aparece como presidente de la Comisión de la UNASUR (organización de estados de sur américa, de la que ni siquiera somos miembros los dominicanos) que supervisó las últimas elecciones en Venezuela donde la derecha tradicional salió airosa. Es invitado a La Habana, Cuba, a compartir mesa con nada más y nada menos que Pepe Mujica y por ultimo lo vemos encabezando una comisión de la OEA para entablar conversaciones con el presidente de la Republica Plurinacional de Bolivia.

Estos tres políticos dominicanos, han tenido la coincidencia de ser acusados de inmoralidades políticas en nuestro país, pero en el plano internacional, los demás gobernantes, los demás países lo han tomado en cuenta para realizar grandes labores para el bien de la estabilidad democrática de los pueblos de américa y el mundo. No le encuentro explicación a estas tres coincidencias. Ahora línchenme.
 

       

Bookmark and Share

 

Ramón Perdomo

 Más Noticias
 

Calle Mosquito y Sol #19, San Pedro de Macoris. R.D.   

Tel.: (829)-340-9009. Email: dn@Diarionoticia.com.do

 

     Envío de notas:    dn@Diarionoticia.com.do
          Director:    
director@Diarionoticia.com.do
      Publicidad:    
venta@Diarionoticia.com.do